<Página principal>                     <Índice>      <Arqueología>

 

Documento de Revista

 

El cronista Pedro Gutiérrez de Santa Clara y la historia de la Puerta del Sol

Bernardo V. Biados

(Contactos)

 

 El Gran Libertador Simón Bolívar dijo:

 

          “Los impresionantes monumentos de piedra, nos hacen testigo de una cultura social de que no tenemos ni idea, ni modelo, ni copia... América es original”

1.- Puerta del Sol

 

          Sobre la mayor o menor autenticidad de lo que se escribió sobre Tiwanaku y especialmente sobre la Puerta del Sol, cabe observar, que para casi todos, esta urbe y dicho portal son un objetos ideales,  prototípicos. De allí  parte el dilema: si nosotros nos ajustamos con rigor a esa imagen que nos proponen los autores de esos  prototipos, el resultado es previsible, nuestro trabajo será  juzgado de trillado y convencional; si diferimos, la mayoría  de los investigadores se consideraran burlados y defraudados. Este trabajo está diseñado y elaborado  con la mayor seriedad y creemos que no hubo una reseña histórica, hasta el momento, que fuera tan precisa y que reflejara la mayor cantidad de documentación existente sobre la Puerta del Sol.

 

1.           DESCRIPCIÓN DE LA PUERTA DEL SOL

 

          La Puerta del Sol  es sin duda el monumento más famoso de todo el complejo arqueológico de Tiwanaku, es prácticamente el icono con que se identifica a esta cultura en todo el mundo.

En el Kalasasaya se hallan tres importantes esculturas. En el ángulo Noroeste se encuentra la famosa “Puerta del Sol”, pieza que de alguna manera identifica a Tiwanaku por lo divulgada que ha sido su imagen en todo el mundo. Esta valiosa prueba de arte y conocimientos tiwanakotas fue labrada en una sola pieza de andesita con un  peso aproximado a 10 toneladas.  Por sus características suponemos que fue parte de un templo cubierto ya que en la parte superior (aspecto poco divulgado) se aprecian rebajes que solamente se explican por su utilidad para recibir travesaños de madera o piedra, como parte de una estructura de cerramiento. De igual manera, en los sectores lateras del lito, se aprecian entrabes para sujetar muros laterales.[1]

 

          La Puerta del Sol es una de las piezas conocidas mejor trabajadas, pese a no estar terminada, como lo señalan muchos investigadores, representa el grado de perfección estilística lograda por los antiguos tiwanacotas.

 

 

2.          SU CRONOLOGÍA

 

          Durante el período Clásico siglos IV al VII DC, Urbana para Bennett y Posnansky, se  construyó la pared balconera del Kalasasaya y la Puerta del Sol. Esta época esta definida por la utilización de la piedra andesita, según Ponce Sanginés “piedra del sol”.

 

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

1.          NOTICIAS DE LA COLONIA

 

          El único cronista que detalla la Puerta del Sol, es Pedro Gutiérrez de Santa Clara que llega al Perú en los años 1543-44, y es uno de los principales relatores de las guerras civiles entre pizarristas y almagristas. Nació en México en 1521 y falleció en 1603.[2] Insinúa que anduvo muy joven en esta guerra que narra cincuenta años después, que fue primero soldado del capitán Pablo de Meneses y después secretario de Lorenzo de Aldana cuando éste era teniente del caudillo rebelde en Lima. Es evidente que utilizó, además de todas las historias impresas (menos la de Garcilaso[3], que aún no existía cuando terminó la suya), varias fuentes inéditas.[4]

 

          Tuvo, Santa Clara,  acceso a varios documentos como secretario de Aldana y como lo señala de esta manera:

 

           “…también supe muchas y diuersas cosas de las que muchos hombres fidedignos dixeron y platicaron y se escriuieron a diuersas partes, y por muchas nueuas ciertas y cartas que embiaron al capitán Lorenzo de Aldana, que era theniente y justicia mayor de Gonzalo Pizarro en Lima, a quien seruía ­ en este comedio de Secretario. Assi que por esta via vine a saber muchas y diuersas cosas, assi publicas, como secretas, que en muchas partes se hicieron, como en Quito, donde Gonzalo  Pizarro estaua; en el Cuzco, Charcas, Arequipa y en las demáss cibdades villas y lugares, desde donde los thenientes capitanes y cibdadanos se lo escriuian a Lorenzo de Aldana, dándole muchos  auisos de lo que passaua en sus districtos y juridiciones, e yo las leía y respondía, y de alli supe las cosas secretas, como”.

 

 2.-Texto de Santa Clara

 

          Debemos tener cuidado y filtrar la información que nos da Santa Clara porque hay algunos datos no muy claros, pero lo que encontramos en  ellos es muy interesante y nos abre un sendero que nos ilustra sobre Tiwanaku en  esos tiempos.

 

          Es evidente que el texto en el cual el cronista  informa sobre Tiwanaku está insertado entre otras noticias, vemos que pasa en el capitulo LXI de su “Historia de las Guerras civiles del Perú” (1543-44):

 

CAPITULO LXI

 

           “En donde se torna a proseguir todavía la misma cordillera, contando otras muchas cosas della, y de vna manera de pesca muy estraña que se haze en estas partes por los Yndios, y se cuenta de la tercera cordillera de los Andes y lo que ay en estas tierras”. (Pág.527-28-29)

 

           “Los yndios del pueblo de Payta, de Puerto Viejo, de Tumbez, y de la ynsula de la Apuna, y los de toda la marina,…. ”.

 

           “Dizen mas, que esta manera de nauegar que lo deprendieron de sus antepassados y que aquellos lo deprendieron de vn hombre que auia venido por la mar y aportado alli en vna balsa con velas como agora las vssan ellos. Y que a este hombre llamaron Viracocha, que quiere dezir espuma de la mar,[5] o manteca de la mar, y que la mar lo engendro y que no tuuo padre ni madre, y como después aportaron los españoles a estas tierras en nauios, los llaman el dia de oy Viracocha. Y que este mismo anduuo mucho tiempo entre sus antepassados, enseñándoles buena doctrina y policía, y que después no supieron adonde auia ydo a parar, y que era buen hombre, y que hablaua como ellos; tienese entendido por los españoles que deuio de ser algún discípulo de los discípulos del Señor, que passo por aqui predicándoles”.[6]

 

           Luego pasa a hablar de Tiwanaku termina así:

 

           “Estos yndios pescan de otra manera muy estraña, que ellos llaman pesca real, y es que entran muchos grandes nadadores bien adentro de la mar,..”.

 

Veamos el texto sobre  Tiwanaku:

 

Pedro Gutiérrez de Santa Clara

“Historia de las Guerras civiles del Perú” (1543-44)[7]

 

CAPITULO LXI

 

           “En el pueblo de Tiaguanaco, que es en la provincia de Atun Collao,[8] estaba hecho un estanco cuadrado, en donde había a la continua mucho agua , que después cuando yo la vide estaba ya seco, y allí estaua una estatua de piedra muy lisa, de altor de vn estado, (1,95 mts)[9],  el qual tenía una ropa larga hasta los pies, y un bulto como libro,[10] que tenía en la mano izquierda, y en la derecha un bordon [11] : tenía más unas suela por vapatos, abrochados  con dos correas por encimas de empeyne y un medio capirote[12] como de frayle, todo lo qual estaua hecho de bulto, de una piedra muy lisa, que parescía al natural, y deste dizen que hizo en estas provincias muchas cosas muy buenas”

 

          El cronista ve en Tiwanaku un templete semisubterráneo[13], seco en ese tiempo, y en él una estatua de piedra de  1, 95 mts, de altura con las características de un monolito de Tiwanaku[14]. No habla de montículo o algo parecido, Akapana o Pumapunku, y tampoco del templete semi-subterráneo[15] puesto que, no hay informaciones en las crónicas del mismo,  por lo tanto, está refiriéndose a  Kalasasaya. Al decir que la estatua semejaba a un “Frayle” y representaba a alguien que hizo cosas muy buenas, está hablando de Viracocha como veremos a continuación.

 

 

3.-Fotografía de Pumapunku tomada a principios del siglo XIX por Teodoro Ber, que muestra

el estado en que se encontraba La estela de Pumapunku en este importante sitio arqueológico

 

4,- Semejanza entre el monolito denominado fraile de Tiwanaku  y el dibujo de Guaman Poma de Ayala del apóstol  San Bartolomé.[16]

 

 

          Como dicho es, quando fue de edad de ochenta años desde que nació Cinche Roca Ynga, nació Nuestro Señor y Saluador Jesucristo1. Y en su uida subió a los cielos y abajó el Espíritu Santo en los apóstoles. Y ací se rrepartió por el mundo los apóstoles. Y ací le cupo al apóstol San Bartolomé estas Yndias deste rreyno del Pirú y ancí bino a este rreyno el dicho apóstol.

 

 

5.-Aquí tenemos un dibujo de Alcides D´Orbigny (1833), que si bien no es muy exacto, vemos un cuadro de piedras semejante a un  templete semisubterráneo.

 

Seguimos con Santa Clara:

 

          Y que les dixo (el personaje) que vernian tiempos que auian de aportar por estas tierras muchos hombres barbados como el, y que en llegando los rescibiessen muy bien y de paz, y que ellos lo hizieran assi si no fuera por amor de Atagualipa Ynga, que tuuo entendido que venían a faborescer a su hermano G[u]ascar Ynga, y que por esso les dio guerra.

 

          Luego de describir un monolito con las características del supuesto personaje, les dice que llegarían personajes barbados como él, Viracochas, y que los recibiesen bien.

 

Continúa Santa Clara:

 

           “En este pueblo de Guánuco (Tiwanaku) vide una piedra que era toda entera, la cual medí y tenía treinta y ocho pies de largo y diez y ocho pies de ancho y el grueso era de seis pies,[17]que toda ella era muy lisa, y estaua hecha della una puerta, la cual piedra y la del bulto del discípulo Viracocha, dicen los naturales que la truxeron cincuenta leguas [18]de allí, de las sierras de los andes y esta puerta era de una casa muy grande que auían, hecho para que se aposentasse el discípulo[19] Viracocha, la qual estaua cayda y arruinada con la diuturnidad del tiempo”.

 

 

6.- Dibujo de Posnansky en el que él señala que estaba La Puerta del Sol en aquellos tiempos.

Cieza de León en 1549, no describe la Puerta del Sol, lo que indica que estaba enterrada o tenía su frontis hacia el suelo semi enterrada. El padre Cobo 1610-16, tampoco da detalles, al igual que Alcobaza, de esta hermosa pieza lítica”. (Pág.41-42. 1945) (Tomo.II)

 

          El cronista Santa Clara dice que vio una piedra enorme[20], una puerta, el bulto (el monolito detallado anteriormente  de Viracocha), del mismo material lítico. Además, señala que la puerta, deteriorada por el tiempo pasado,   era de una casa muy grande, un templo, para que se aposentase Viracocha, el monolito que lo representaba físicamente.

 

 

7.- Puerta del Sol, frente Este,  dibujo de Richard Inwards (1884)

 

          Confirmamos con Cieza de León que da noticias de  templos hechos en conmemoración de Ticiviracocha  y  monolitos a su semejanza.

 

Pedro Cieza de León

 

          Su obra “La Crónica del Perú” la comenzó en 1541 y fue terminada en Lima en 1550. Esta obra estaba dividida en 4 partes y en lo que interesa a nuestro estudio, está en las dos  primeras.

 

La Crónica del Perú” Segunda Parte

 

CAP. V.

 

           “De lo que dicen estos naturales de Ticiviracocha, y de la opinion que algunos tienen que atravesó un Apóstol por esta tierra, y del templo que hay en Cáchan [21]y de lo que allí pasó”.

 

           Fuéronle en muchas partes hechos templos,[22] en los cuales pusieron bultos de piedra á su semejanza, y delante dellos hacian sacrificios: los bultos grandes questán en el pueblo de Tiahuanacu [23], se tiene que fué desde aquellos tiempos; y aunque, por fama que tienen de lo pasado, cuentan esto que digo de Ticiviracocha, no saben decir dél más, ni que volviese á parte ninguna deste reino”

 

           “…se hizo un templo en este pueblo de de Cacha,[24] pasado un rio que va junto á él, al Poniente, adonde se puso un ídolo de piedra muy grande en un retrete[25] algo angosto; y este  ídolo no es tan crecido y abultado como los questán en Tiahuanaco hechos á remembranza de Ticiviracocha, ni tampoco parece tener la forma del vestimento que ellos. Alguna cantidad de oro en joyas se halló cerca dél”.

 

          Cieza señala que se hicieron muchos templos consagrados a Ticiviracocha en los cuales se emplazaron monolitos de piedra  hechos su semejanza, pero además,  los bultos grandes que están en Tiwanaku (Monolitos) fueron hechos en esos tiempos, para su recordatorio y homenaje.

 

8.-Fotografía de un autor anónimo de principios del siglo XX.

 

          Daremos unas referencias de algunos cronistas entre ellos Sarmiento de Gamboa

 

Pedro Sarmiento de Gamboa

(1530 o 1532- 1592)

 

          Sarmiento por encargo oficial, interrogaba a los indígenas más ancianos de los lugares visitados para obtener datos sobre el pasado de los incas, particularmente iba interrogando a los ancianos y a los caciques para completar el tema y escribir su “Historia índica. El manuscrito cronístico de Sarmiento, una vez terminado, se le envió a Felipe II en 1572.[26]

Historia Indica (1572)

Pedro Sarmiento de Gamboa, History of the Incas traslated by Sir. Clements Markham K.C.B. (1907).

 

           “…y hiciesen en Tiaguanaco  los edificios, cuyas ruinas agora se ven, para morada de Viracocha, su hacedor,…”[27]

 

          Dice Sarmiento de su apariencia física.

 

          Si estaba en una forma o la otra, todo conviene que Viracocha era el creador de esta gente. Ella tiene la tradición que él era un hombre de la altura media, blanco y vestido en un traje blanco como un alba asegurada alrededor de la cintura, y que él llevó una vara y un libro en sus manos.

 

          Sarmiento corrobora que todos los edificios, templos,  que se encontraban en esos tiempos en Tiwanaku eran para residencia de Viracocha, e incluso su apariencia física.

 

Garcilaso de la Vega

Comentarios Reales de los Incas.(1609)

 

          Su condiscípulo y sacerdote, Diego de Alcobaza,   le escribe sobre las ruinas, luego de describir el templo techado de la plataforma superior de Pumapunku dice:

 

           “..los naturales dicen que aquella casa, el templo de pumapunku ,  y los demás edificios los tenían dedicados al Hacedor del Universo”.[28]

 

José de Acosta

 

          El padre Acosta señala que Tiwanaku fue el asiento Viracocha Historia Natural y Moral de las Indias (1590)[29]

 

           “Como quiera que sea, dicen los indios que con aquel su diluvio se ahogaron todos los hombres y cuentan, que de la gran laguna Titicaca salió un Viracocha, el cual hizo asiento en Tiaguanaco, donde se ven hoy ruinas y pedazos de edificios antiguos y muy extraños..”.

 

Cristóbal de Molina

 

          Cristóbal de Molina El cuzqueño, “Relación de las fábulas y ritos de los Incas”1569?

          Asegura que sacó de los paños pintados del templo de Poquen Cancha [30] la fábula del diluvio como sigue:

 

           “Y prosiguiendo la dicha fábula, dicen que al tiempo que el Hacedor estaba en Tiahuanaco, porque dicen que aquél era su principal asiento, y así allí hay unos edificios soberbios de grande admiración…”

 

          Podemos ver la coincidencia en las crónicas de  los templos y  monolitos asociados a Viracocha y, en el caso de Santa Clara el monolito, el templo y la puerta  del mismo[31]: indudablemente la Puerta del Sol.

 

Resumen de las Crónicas

 

          Las crónicas señalan la existencia de un ídolo y una puerta, el ídolo es Viracocha y la puerta, por el sitio, no es Pumapunku, Akapana ni el templete semi-subterráneo, es La Puerta  del Sol[32] situada en Kalasasaya,  [33]ésta era la entrada a una casa muy grande (templo) para que se aposentase (morase) Viracocha que era la imagen lítica de la deidad, o sea un monolito.

 

 

9.-Representación ideal de Kalasasaya realizada por Javier Escalante; la Puerta del Sol está ubicada en  la entrada a un templo.[34][i](Escalante Moscoso, Javier. Arquitectura Prehispánica.  La Paz: Producciones CIMA 1997).

 

Bernardo_biados@yahoo.com

 

 



[1] Arq. Javier Escalante Moscoso. Arquitectura Prehispánica. Producciones CIMA 1997 La Paz Bolivia.

[2] Quinquenarios, “Historia de las Guerras civiles del Perú”.

[3] Los cronistas se copiaban unos a otros sin citar, salvo raras excepciones, las fuentes.

[4] MARCEL BATAILLON. “Interés hispánico del movimiento pizarrista”. Centro Virtual Cervantes.

[5] Cieza de León señala los mismo.

[6] Estaba muy difundida la noticia entre los españoles que llegaron a América Santo Tomás o San Bartolomé

[7] Los cinco libros llamados Quinquenarios fueron  para Gutiérrez la obra de toda su vida, pues se notan en ellos fechas muy distintas de redacción. La obra. estaba ya acabada antes de 1603.

[8] Gran Collao

[9] Las negritas son nuestras.

[10] Muchos investigadores señalan que es un qeru, no se ve en los monolitos de Tiwanaku  claramente el mismo. Si nosotros lo hubiésemos  observado, en aquellos tiempos,  hace 500 años diríamos que es un libro.

[11] Muleta, Palo, Vara. Bastón.

[12] Gorro, capucha, sombrero.

[13] En Kalasasaya

[14] Salvo que su ropa le llegaba a hasta los pies, sin contar la encontrada al O. de Pumapunku que es igual.

[15] G. Courty en 1903, localizó el templete semi-subterráneo, lo llamó “Nouvelle Enceinte” (Nuevo recinto).

[16] Foto tomada del libro de  Posnansky y dibujo tomado del texto  de Guaman Poma de Ayala.

[17] Medidas, según las crónicas de  José de Acosta de una de las plataformas de Pumapunku

[18] Medida itineraria 5,572, Mts.  278, 600 Km, Legua de posta 4 Kilómetros, 200 Km.

[19] Estaba muy difundida la leyenda, difundida  por los españoles,  que un discípulo de Cristo llegó a América, Santo Tomás o San Bartolomé. Viracocha estaba asociado, por los cronistas españoles,  a éstos dos discípulos.

[20] El bloque 9 de Pumapunku, ésta referencia puede ser tomada de José de Acosta.

[21] Cacha

[22] “Y es de advertir que no todos los Indios ven la Huaca principal, ni entran al sitio, ni casa donde la Huaca está, sino sólo los Hechizeros, que hablan con ella, y la llevan las ofrendas”.  La extirpación de la idolatría en el Perú”. Pablo Joseph de Arriaga. Lima el año de 1621. Lima, 4 de febrero de 1920.

[23] De estas estatuas habla en el cap. CV de la Primera parte de su Crónica.

[24] El más similar a las construcciones de Tiwanaku, según Tschudi.

[25] Cercado, casilla o pieza.

[26] La obra sería publicada en 1907, gracias a Sir Clements R. Markham, que la tradujo al inglés hoy es universalmente conocida la narración prehispánica del Perú que redactó el abnegado marino.

[27] En otro trabajo completaremos el tema de la “morada o asiento” de Viracocha en Tiwanaku.

[28] Viracocha

[29] El Padre José de Acosta,  “Historia Natural de las Indias”. 1590.  Estudio preliminar y edición del P. Francisco Mateos; de la Biblioteca Miguel de Cervantes. 2004.

[30] “Aposento Puquina”. Templo,  en el que estaban pintados los reyes Incas y su historia.

[31] De Andesita.

[32] José María Camacho señala que la Puerta mencionada por Santa Clara es la Puerta del Sol.

[33] Javier Escalante señala que era parte de un templo, y en su reproducción ideal la ubica en la entrada del  mismo en la parte Oeste de Kalasasaya.

[34] Nosotros creemos que esta es la ubicación de la Puerta del sol, como lo indicamos en este el capítulo.