Fichero:  <feniciosenamerica.htm>                                                                                                                                                                                                  <Índice>                              <Origen>

 

Como llegaron los Fenicios a América del Sur

Por Bernardo V. Biados

(Contactos)

 

Tabla de Materias

 

Introducción

Mapas antiguos

     Los mapas Portulanos

    La aguja imantada

La exploración  portuguesa por las costas oeste de  África

El regreso a Portugal luego de pasar el Cabo Bojador

¨Vuelta de Guinea"

El navegante Alvise Cadamosto (Venecia 1432-1488)

Las corrientes marinas

Piri Reis y los Portugueses Islas Azores

El regreso a Portugal luego de pasar el Cabo Verde

La leyenda de las Islas de Cabo Verde

Descubrimiento de Brasil

Posibilidad de llegar a América del Sur desde África

 

 

 

 

Relatos Históricos  de viajes Fenicios y Cartaginesesl El

El Faraόn Neko y los fenicios

Circunvalaciόn de Africa

    Relato de Herόdoto

Comentario 1

El periplo del almirante cartaginés Hannon

Texto del viaje de Hannón. 

Texto del Periplo

Comentario 2

El problema Fenicio-Portugués

El  regreso al Mediterráneo

Mapas anteriores al descubrimiento de Colón

 

 

Introducción

 

          Este documento destaca la necesidad de estudiar seriamente los contactos transoceánicos antes de Colón. En este caso,  la llegada de los navegantes fenicios a América del Sur y que pasó para que ello ocurriera. No somos expertos navegantes, ni mucho menos, pero utilizando la historia y la documentación disponible, creemos poder demostrar como los fenicios arribaron América en tiempos precolombinos. En este trabajo se encontrarán párrafos que parecen repetitivos  pero que son necesarios para el entendimiento contextual  del mismo.

 

          Comenzamos con los viajes portugueses de exploración y conquista hacia el continente negro, preludio de su búsqueda de especies en Asia (India). Allí vimos que  sus técnicas de navegación eran simples y prácticas, no muy alejadas de las de los navegantes antiguos. La utilización  de los vientos, las corrientes marinas y especialmente la estrella Polar o Fenicia  para su travesía,  eran semejantes a aquellos que se aventuraron hacía mucho tiempo a  desafiar el Mar. Los principales candidatos eran los fenicios, y teníamos dos documentos relacionados con viajes al  continente africano.

 

El primero de ellos fue la circunvalación  de dicho continente, llamado por ese entonces Libia,  por marinos fenicios patrocinado por el faraón egipcio[1], Necho, Neko  o Necao, [2](610-595 Ac.;  tomado de una crónica del historiador griego  Heródoto de Halicarnaso   (484 BC– 425 BC).que recogió en Egipto; y el segundo ¨El Periplo del Almirante Cartaginés Hano o Hannón Hanno¨, 500  A de C. el cartaginés dio la vuelta al Cabo Verde y  regresó a Cartago en el mar  Mediterráneo.  Con esas referencias nos pusimos a trabajar y el producto de esas investigaciones es  el presente estudio.

 

          Nos llevó muchas horas de indagación y pesquisa para proporcionarle a los lectores elementos comprensibles y gráficos. No necesitamos, como se hace comúnmente, embrollar este  estudio para darle un sentido académico sin necesidad y   que quede para unos pocos, lo que no nos interesa.

 

          Aceptamos críticas pero que sean valederas, prácticas y  lógicas en la búsqueda del mejoramiento de las investigaciones.

 

                                                                                                                                             La Paz Bolivia 2010

 

------------------------------------------------------------

 

Mapas antiguos

 

Mapa de las zonas del mundo de Macrobio, siglo IX

 

Los mapas Portulanos

 

          Conocemos que los portulanos, mapas de puerto a puerto, eran en la zona del Mediterráneo para navegaciones costeras. O sea para navegaciones de alta mar no eran útiles.

 

          La atención se centra en las rutas marítimas de navegación, en los detalles del litoral y el relieve costero, en los cursos bajos de los ríos -especialmente en sus tramos navegables-, en las mareas y en los vientos. Las primeras cartas portulanas aparecen en Génova, Venecia y Palma de Mallorca, y estos continuarían siendo los principales centros de producción cartográfica durante los dos siglos siguientes.

 

 

 

c.1325. Anónimo (taller Vesconte). Liber Fidelium (Sanudo). Biblioteca Británica.

 

 

La aguja imantada


          La formulación mas avanzada de la aguja imantada esta en DE MAGNETE, de Petrus Peregrinus , de 1269,[3] pero el problema es que no hace  alusión a la declinación, es decir, a la desviación entre meridiano magnético y meridiano astronómico. La razón de esta laguna se debe a que DE MAGNETE ha sido escrito en un lugar = Laura en Basilicata, Sur de Italia, = en un momento en que la declinación es mínima y ha escapado al atentísimo, Petrus Peregrinus.

 

 

Aguja rotatoria de una brújula en una copia de la 'Epistola de magnete' de Peter Peregrinus (Oxford)

 

La exploración  portuguesa por las costas oeste de  África


          La navegación en el Mediterráneo no hay inconvenientes, pero en alta mar son graves a partir en que en 1434, los portugueses llegan a Cabo Bojador. Hasta allí, Cabo Bojador[4], y regreso a Portugal no hay problemas siguiendo la costa, una vez pasado el Cabo, el regreso siguiendo la costa es imposible, porque durante todo el año, entre Cabo Bojador y Cabo Verde soplan los vientos alisios, del norte al noreste, navegar contra el viento y contra la corriente es, a causa de las numerosas dificultades, prácticamente imposible.[5]

 

Cabo Bojador y Cabo Verde

 

 

El regreso a Portugal luego de pasar el Cabo Bojador


          Por lo tanto, para el regreso es posible alejarse de la costa, perderla de vista, lanzarse a las enormes aguas del Océano para alcanzar la altura de los vientos[6] variables del oeste, [7]tomarlos para llegar a las Azores y desde allí regresar a Europa. Es decir que se regresa a  Portugal  solo a condición de abandonar el viejo y práctico camino y alejarse de la tierra. Esto puede servir para explicar como los navegantes portugueses adquirieron conocimientos del mar de los Sargazos, antes de la navegación de Colon.

 

¨Vuelta de Guinea"

 

          De la llamada Media Luna Fértil de los descubrimientos geográficos, la región comprendida entre el Algarve portugués y la costa de Huelva, habían partido desde comienzos del siglo XV innumerables embarcaciones que recorrían la costa africana en busca de especias adentrándose cada vez más hacia el sur y hacia el oeste, ya que en su camino de regreso debían practicar la llamada "Vuelta de Guinea", dirigiéndose hacia el oeste en busca de los vientos alisios para poder tomar entonces el rumbo a la península.[8]

 

El navegante Alvise Cadamosto (Venecia 1432-1488)

 

          Al año siguiente (1456) vuelve a organizarse la expedición y llegan hasta la desembocadura del Gambia y las islas Bissagos, pero los duros vientos los arrastran hacia el oeste e inopinadamente descubren el archipiélago de Cabo Verde. Como señala Céspedes del Castillo ésta será la ruta que los alisios del Sureste obligarían a los portugueses a seguir. Tocando primero las islas de Cabo Verde y ya más al norte y con la ayuda de los alisios del Nordeste llegar a las Azores para luego dirigirse a Lisboa.[9]

 

Las corrientes marinas

 

 

Las mayores corrientes superficiales oceánicas en el mundo están causadas por los vientos dominantes. Las corrientes pueden ser frías, como la corriente de deriva del viento del oeste, o cálidas, como la corriente del Golfo. Las corrientes circulan en trayectorias llamadas giros, moviéndose como las agujas de un reloj en el hemisferio norte y al contrario en el sur.[10]

 

Mar de los Sargazos

 

Costa africana y las Islas Azores

 

1)    Piri Reis y los Portugueses Islas Azores

 

          Varias leyendas en el mapa de Piri Reis parecen indicar el origen genovés de uno o más de los mapas en que se basó el compilador(Piri Reis). La leyenda que acompaña a las Azores, por ejemplo, dice:

 

           “Un buque genovés que zarpó de Flandes fue llevado por una tormenta a estas islas, y así se las llegó a conocer.”

Según lo que se sabe, las Azores fueron vistas por primera vez alrededor de 1420 por un buque portugués, no uno genovés. Sin embargo no hay que descartar la posibilidad de un descubrimiento anterior por parte de los genoveses, aunque el conocimiento de este hallazgo habría estado limitado a círculos genoveses.[11]

 

 

Principales corrientes de los océanos. Para mejor comprensión de los viajes transoceánicos entre África y

América reproducimos el mapa con las corrientes marinas en Atlántico  norte y sur. Cortesía “Albatros, 

Enciclopedia del mar”, Barcelona, 1974.

 

El regreso a Portugal luego de pasar el Cabo Verde

 

          Resuelto ese problema de regreso a Europa, comienza otro, cuando se dobla el Cabo Verde,  en 1444[12], aquí está la zona de las grandes calmas y, para regresar, es preciso efectuar un viaje triangular que, adentrándose en el Océano, llega casi hasta la costa del desconocido Brasil.

 

          Los portugueses aquí hicieron una técnica simple pero revolucionaria, basados en observaciones de la Estrella Polar[13] que daba bastantes correctos para dar la latitud, en distancias no en medidas angulares. Este procedimiento es posible hasta la línea del Ecuador, o sea hasta que sea visible la Estrella polar.

 

          Esta es una fase transitoria que rigió las navegaciones portuguesas entre 1434, y los fines del siglo XV.

 

La Estrella Polar es la estrella visible del hemisferio norte más cercana al punto hacia el que se dirige el eje de la

Tierra, señalando de manera aproximada la situación del polo norte celeste. La Estrella Polar ha sido utilizada

por los navegantes a través de la historia y todavía se utiliza para determinar el acimut y la latitud.

 

El acimut entre dos puntos es el ángulo que existe entre la dirección Norte y la alineación que determinan esos

 puntos, luego la Estrella Polar nos sirve para determinar esa dirección Norte. La altura sobre el horizonte de la

Estrella Polar expresada en grados y minutos es la latitud del observador.

 

   

 

Si se observa regularmente y a lo largo del año el cielo Norte, se puede observar que todas las constelaciones

giran en torno a una zona, y hay una estrella cuya posición relativa es constante. Esa estrella es la estrella Polar. [14]

 

La leyenda de las Islas de Cabo Verde

 

2)    Piri Reis y los Portugueses  y Brasil

          La leyenda de las Islas de Cabo Verde parece reforzar la idea del uso de Piri Reis de las cartas naúticas portuguesas, pues dice:

 

           Los genoveses llaman al capitán de esta carabela Messer Anton, pero él se crió en Portugal. Un día su carabela se vio envuelta en una tormenta y fue arrastrada a estas islas. Allí él encontró mucho jengibre y fue el primero en describir estas islas.”

 

          A bordo del buque portugués que descubrió las Islas de Cabo Verde en 1456 había un genovés al servicio de los portugueses que se llamaba Antoniotto Usodamare.

 

          Nadie que mire la sección sur del mapa de Piri beis podrá dejar de admirar la exactitud de la costa sudamericana. Esto es algo que Piri sacó de las cartas marinas portuguesas, como lo indican los nombres de lugares. Una leyenda explica:

 

Descubrimiento de Brasil

 

          ¨Un buque portugués de camino a la India se encontró con un viento contrario que soplaba desde la costa. El viento lo alejó de la costa… Después de ser desviado hacia el sur por la tormenta, avistaron una costa frente a ellos. Se acercaron …y vieron que había buenos anclajes, y entonces bajaron el ancla y fueron a la costa en botes… Estuvieron allí ocho días, haciendo trueque con la gente mediante signos…La antedicha barca regresó a Portugal sin ir a la India, y presentó una relación. Se enviaron ocho carabelas. Describieron estas costas en detalle y todo esto se ha copiado de ellos¨.

 

          Esto se refiere al descubrimiento accidental del Brasil por Pedro Alvares Cabral en 1500, camino a la India. Como aclara Piri Reis en su Kitab-i Bahriye, el secreto de dar la vuelta al Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur de África, consistió en encaminarse primero hacia el sudoeste para recoger los vientos que los impulsarían alrededor del Cabo.[15]

 

Mapa de Piri Reis

 

          El mapa de Piri Reis es una carta náutica elaborada supuestamente por el almirante otomano Piri Reis en 1513 y publicada en 1523 como parte de su obra ¨El libro de las materias marinas¨.

 

Posibilidad de llegar a América del Sur desde África

 

          Por todo lo visto anteriormente podemos resumir:

 

          Hay una forma práctica de llegada a América del Sur desde las costas de África, por la utilización de los vientos alisios y el  uso de la estrella Polar o Fenicia.

 

          Navegación de altura: 1. f. La que se hace por mar fuera de la vista de la tierra, y en la que se utiliza, para determinar la situación de la nave, la altura de los astros.

 

 

Relatos Históricos  de viajes Fenicios y Cartagineses

El faraόn Neko y los fenicios, Circunvalaciόn de Africa

          Las posibilidades ciertas e históricas  de la llegada de los Fenicios o cartagineses a América  fueron:

 

          La primera con la circunvalación de África  realizada por los fenicios por encargo del Faraón Egipcio Necho en el 600 B.C.  Los navegantes salieron del Mar Rojo y regresaron por las columnas de Hércules, Gibraltar,  al Mediterráneo y a Egipto. El viaje duró 3 años. Los fenicios construían embarcaciones  de 80 a 100 pies de largo. En época del Faraón  Necho, de  50 a 100 toneladas[16]. Eran comparables a las carabelas de los portugueses del siglo XV. Podían recorrer una distancia de 100 millas en una hora. 

 


Relieve sobre piedra de un barco de carga fenicio (gauloi o gaulos)

 

          Herόdoto se mofó de este viaje, 200 años después, pero él mismo confirma esta travesía  al referir:

 

           Al informar sobre su expedición, los fenicios, contaron lo siguiente: al navegar alrededor de Libia , África, vieron un día que tenían el sol a la derecha. Puede que esto se lo crea otro, pero yo no. Así se exploró por vez primera esta parte de la tierra “.

 

          La circunnavegación de África que los navegantes fenicios realizaron por encargo por el faraón  Necho fue un éxito. La prueba  reside precisamente en la observación hecha por lo hombres de mar, de que, de pronto, el sol apareció a su derecha.

 

          El fenómeno se produjo cuando los fenicios doblaron el cabo de Buena Esperanza,  al dar la vuelta al extremo sur de África, la proa tuvo que avanzar en dirección Oeste, por lo cual el sol solo pudo ser visto a estribor, desde el ocaso. Es lógico, sin embargo, que tal hecho resultara  difícil comprender en aquella época.

 

Relato de Herόdoto

 

          ¨En ese sentido, es evidente que Libia está rodeada de agua por todas partes, salvo por el lado en que confina con Asia; que nosotros sepamos, el rey de Egipto Neco fue el primero que lo demostró, ya que, tras interrumpir la excavación del canal que, desde el Nilo, se dirigía al golfo arábigo, envió en unos navíos a ciertos fenicios, con la orden de que, a su regreso, atravesaran las Columnas de Heracles hasta alcanzar el mar del norte y llegar de esta manera a Egipto. Los fenicios, pues, partieron del mar Eritreo y navegaron por el mar del sur. Y cuando llegaba el final del otoño, atracaban en el lugar de Libia en que, en el curso de su travesía, a la sazón se encontraran, sembraban la tierra y aguardaban hasta la siega. Y, una vez recogida la cosecha, reemprendían la navegación, de manera que, cuando habían transcurrido dos años, en el tercer año de travesía, doblaron las Columnas de Heracles y arribaron a Egipto. Y contaban -cosa que, a mi juicio, no es digna de crédito, aunque puede que lo sea para alguna otra persona- que, al contornear Libia, habían tenido el sol a mano derecha. Así fue como se conoció por vez primera el contorno de Libia; y posteriormente han sido los cartagineses quienes lo han confirmado¨. 

HERÓDOTO, Historia, IV 42, 2 – 43, 1, traducción de C. Schrader, Biblioteca Clásica Gredos, Madrid, 1979.

          La Libia se presenta a los ojos en verdad como rodeada de mar, menos por aquel trecho por donde linda con el Asia. Este descubrimiento se debe a Neco, rey de Egipto, que fue el primero, a lo que yo sepa, en mandar hacer la averiguación, pues habiendo alzado mano de aquel canal que empezó a abrirse desde el Nilo hasta el seno arábigo, despachó en unas naves a ciertos fenicios, dándoles orden que volviesen por las columnas de Hércules al mar Boreal o Mediterráneo hasta llegar al Egipto. Saliendo, pues, los fenicios del mar Eritreo, iban navegando por el mar del Noto: durante el tiempo de su navegación, así que venía el otoño salían a tierra en cualquier costa de Libia que les cogiese, y allí hacían sus sementeras y esperaban hasta la siega. Recogida su cosecha, navegaban otra vez; de suerte que, pasados así dos años, al tercero, doblando por las columnas de Hércules, llegaron al Egipto, y referían lo que a mí no se me hará creíble, aunque acaso lo sea para algún otro, a saber, que navegando alrededor de la Libia tenían el sol a mano derecha. Este fue el modo como la primera vez se hizo tal descubrimiento“.

          Heródoto Los nueve libros de la Historia, IV, XLII.[1]

 

[17]

 

Comentario 1

 

          Los Fenicios llegan,  por la costa,  hasta las cercanías del hoy llamado Gabón[18] y allí comienzan a ver la estrella Polar o Fenicia[19].  Continúan por la litoral hasta encontrarse con el mismo problema que tuvieron los portugueses siglos después, y guiándose también por este astro realizan el mismo procedimiento para llegar a las columnas de Hércules.

 

Gabón

 

 

El periplo del almirante cartaginés Hannon

 

          El almirante  Hano, Hannon, cartaginés realizó una circunnavegación de Libia, África, pero exactamente al contrario tomó la ruta contraria. O sea pasando  las columnas Hércules a la ida.

 

          Año 510, Antes de Cristo, aún  puede hallarse  este relato su  versión griega.

 

          Otros estudios indican que, Hanno, 500  A de C. el cartaginés dio la vuelta al Cabo Verde y  regresó a Cartago en el mar  Mediterráneo.

 

          Es el general Hannón uno de los personajes más importantes del mundo de la exploración, su bitácora de viaje contribuyo al conocimiento del misteriosos continente Africano, constituye la única referencia hasta que siglos después tomaron la posta los portugueses.

 

          Hannon realiza su expedición en los tiempos en que Cartago estaba en todo su esplendor, en el año 470 (aC). El testimonio de esta muy importante exploración se halla en el códice Heidelber-gensis en los que se lee: ¨Periplo de Hannon, caudillo cartaginés, por las costas de Libia, más allá de las Columnas de Hércules, puesto en ofrenda en el templo de Cronos¨.

 

          Hannón escribió su bitácora de viaje en una tableta que fue colgada en el templo de Baal (a quien los griegos identificaron con Cronos) cuando regresó a Cartago. Se dice que este relato fue traducido al griego, correspondiendo esta versión al conocido Periplo de Hannón.

 

          Hannon inicia su viaje en Cartago (Túnez) y llegó al estrecho de Gibraltar y siguiendo rumo al sur descubrió el cabo Bojador y pudo arribo hasta las costas de la actual república de Liberia, luego se interno en el Golfo de Guinea, en la desembocadura del Camerún.

 

          El propósito de esta expedición fue comercial, fundando varias colonias cartaginesas. La flota estaba compuesta de 60 barcos[20] y varios miles de personas, incluyendo familias enteras de colonos.

 

          La primera ciudad que fundaron la llamaron Thimiaterion, se desconoce su ubicación, luego fundaron Soloeis al parecer en Libia en el que construyeron un templo dedicado al culto de Poseidón.

 

          Luego fundaron ciudades en la costa que se llamaron Karikon Teijos, Gytte, Akra, Melitta y Arambys.

 

          Algunos intérpretes del periplo afirman que Hannón alcanzó más de lo que es hoy en día Sierra Leona hasta el Cabo Palmas, en parte debido a que su descripción del amanecer y la configuración de la parte norte del cielo, un detalle que los geógrafos griegos encontraron absurdos e imposibles.

 

          En la isla que constituyó el término de su viaje el explorador encontró lo que describió como "mujeres peludas", interpretadas como gorilas. También describe personas muy pequeñas, se ha especulado que Hannón encontró pigmeos.

 

El periplo de Hannon según Pedro Rodriguez de Campomanes(1723-1802).  [21]

 

Texto del viaje de Hannón.  (Texto del Periplo)


          "Esta es la historia del largo viaje de Hannón rey de Cartago a las tierras libias más allá de las columnas de Herakles que él mismo dedicó al templo de Kronos (Baal Hammón) en una tablilla.

          I. Los cartagineses decidieron que Hannón había de navegar más allá de las Columnas de Herakles y fundar ciudades libio-púnikes. Se hizo a la mar con sesenta pentekónteras y unos treinta mil hombres y mujeres así como provisiones y todo lo necesario.

          II. Después de navegar dos días más allá de las Columnas fundamos la primera ciudad que llamamos Thimiaterion. Detrás de ella había una gran llanura.

          III. Navegando desde allí hacia Occidente llegamos a Soloeis un promontorio libio cubierto de árboles. En él fundamos un templo a Poseidón.

          IIII. Caminamos medio día hacia el este y encontramos un lago no lejos del mar cubierto de una gran aglomeración de altas cañas en las que pacían elefantes y muchos otros animales salvajes.

          V. A una jornada de ese lago fundamos ciudades en la costa que se llamaron Karikon Teijos, Gytte, Akra, Melitta y Arambys.

          VI. Dejando aquello llegamos al ancho río Lixos (río Draa) que viene de Lybia junto al que unos nómadas llamados lixitas hacían pastar sus rebaños. Estuvimos algún tiempo con ellos y quedamos amigos.

          VII. De allí hacia el interior habitaban los inhospitalarios etíopes en un país cercado por altas montañas y lleno de animales salvajes. Dicen ellos que el río Lixos nace allí y que entre las montañas viven trogloditas de raro aspecto y que según los lixitas puden correr más rápidamente que los caballos.

          VIII. Tras tomar a algunos lixitas como intérpretes navegamos hacia el sur a lo largo de la costa del desierto durante dos días y después un día más hacia el este y encontramos una islita de cinco estadios de circunferencia en el extremo más lejano del golfo (¿cercana al delta del río Senegal?). Nos establecimos allí y le llamamos Cerne. Por nuestro viaje consideramos que el lugar estaba completamente opuesto a Cartago ya que el viaje desde éste a las Columnas y desde éstas a Cerne era completamente semejante.

          IX. De allí remontando un gran río llamado Jretes (Senegal) llegamos a un lago en el que había tres islas más grandes que Cerne. Para terminar la jornada llegamos desde allí al final de lago dominado por algunas altas montañas pobladas por salvajes vestidos con pieles de fieras que nos apedrearon y nos golpearon impidiéndonos desembarcar.

          X. Navegando desde allí llegamos a otro amplio río lleno de cocodrilos e hipopótamos. Desde allí volvimos atrás y regresamos a Cerne.

          XI. Desde allí navegamos doce días hacia el sur pegados a la costa que estaba toda habitada por los etíopes quienes no se quedaban en sus tierras sino que huían de nosotros. Su lengua era ininteligible incluso para nuestros lixitas.

          XII. El último día echamos el ancla junto a unas altas montañas cubiertas de árboles cuya madera era de suave aroma (Cabo Verde).

          XIII. Durante dos días las rodeamos y llegamos a un inmenso golfo (la desembocadura del Gambia) en cada una de cuyas orillas había una llanura en las que de noche veíamos hogueras grandes y pequeñas que ardían a intervalos por todas partes.

          XIIII. Hicimos aguada allí y navegamos durante cinco días a lo largo de la costa hasta llegar a una gran bahía que nuestros intérpretes llamaban El Cuerno del Oeste. En ella había una amplia isla y en la isla un lago de agua salada dentro del que había otra isla en la que desembarcamos. De día no podíamos ver nada más que el bosque. Mas por la noche distinguíamos muchas hogueras y oíamos sonido de flautas, tañer de címbalos y tímpanos y gran estrépito de voces. El terror se apoderó de nosotros y los adivinos aconsejaron abandonar la isla.

          XV. Navegamos pues apresuradamente y pasamos frente a una costa ígnea llena de incienso ardiente. Grandes corrientes de fuego y lava fluían hasta el mar y era imposible acercarse a tierra a causa del calor.

          XVI. Dejamos aquello deprisa por temor y durante cuatro días de navegación vimos la tierra envuelta en llamas. En medio había una llama altísima mucho más que las otras que llegaba al parecer a las estrellas. De día vimos que se trataba de una montaña muy alta llamada El Carro de los Dioses (¿el Monte Camerún, de 4070 metros?).

          XVII. Navegando desde allí durante tres días pasamos corrientes ardientes de lava y llegamos a un golfo llamado el Cuerno del Sur.

          XVIII. En el extremo más lejano de esta bahía había una isla como la anterior también con un lago en el cual había otra isla llena de salvajes. Desde lejos la mayor parte eran mujeres con cuerpos peludos a las que nuestros intérpretes llamaron gorilas. Los perseguimos pero no pudimos capturar a ningún hombre pues todos ellos acostumbrados a trepar por los precipicios se escaparon defendiéndose tirándonos piedras. Cazamos tres mujeres que mordieron y magullaron a los que las cogían no dispuestas a seguirles. Las matamos al fin y desollándolas llevamos sus pieles a Cartago. No navegamos más allá porque se acabaron nuestras reservas"[22]

Periplo de Hannón

 

Comentario 2

 

          El periplo de Hannón: Es indudable que este almirante llega hasta el límite donde comienza a desaparecer del firmamento la estrella Polar o Fenicia,[23] cercanías de la Línea Ecuatorial, puesto que era su referencia en caso de adentrarse en el Océano Atlántico. De ese punto regresa al mediterráneo utilizando el mismo procedimiento de navegación los portugueses.

 

El problema Fenicio-Portugués

 

1)       El tema es así, cualquier expedición que en esos tiempos, como en el caso de los enviados por el   faraón Necho,   hubiera dado la vuelta a África se encontraría con los mismos problemas que los navegantes portugueses, por lo tanto,  tendría que tomar la misma ruta.  De allí por extravío, naufragio o cualquier otra razón hubieran llegado a América del Sur, y finalmente al Río Amazonas.

 

          2)   Asimismo, en el tema del  regreso de los cartagineses del Almirante Hannón, se  cumplen las mismas condiciones,  

                debió hacerse de la misma forma, y  no es extraño que algunas de sus naves llegaran a Sur América, Amazonas y de allí 

                a corazón de América.

 

El  regreso al Mediterráneo

 

          Hay formas de regresar al Mediterráneo .

 

          Los fenicios conocían muy bien la técnica de construcción de barcos,  la manera de conducirlos y orientarse en el mar.

Una vez lanzados al mar tomaron los vientos alisios y las corrientes que bordean América del Sur llegan a las Antillas, golfo de México luego al Este hasta llegar a las Azores y el Mediterráneo.

 

Mapas anteriores al descubrimiento de Colón

 

          Hay mapas anteriores a la llegada de Colón a América, como o quien llegó antes no es un misterio este trabajo lo demuestra. Además las corrientes del Océano Pacífico y del Atlántico se utilizaron para estos viajes.

 

          Otro pequeño detalle, Colón conocía perfectamente los mapas de esos tiempos, buscaba la cuarta India. ¿Que era? América (del Sur), como se puede ver en el ejemplo de Martellus.

 

Mapa de Henricus Martellus, latinizado de Heinrich Hammer Florencia (1489)

Coloreado sobre papel, 300 x 470 mm.Fº 68 vº y 69 rº del Add. Ms. 15760 British Library,  Londres .

 

          Vemos a América del Sur pegada a Asia, el problema es que en ese tiempo se consideraba, aún,  la tierra plana  y el centro era El Cairo. Como los cartógrafos tenían un horizonte de 360 grados tuvieron que suprimir el Océano Pacífico, para poder ubicar así a América del Sur.

 

          Vemos que tenían todas las referencias de América del Sur  incluso buena parte de sus relieves geográficos, es indudable que alguien llegó allí antes de Colón.

 

 

 

 



[1] Saita  De la dinastía griega en Egipto.

 

[2] Uahemibra Nekau o Necao II, fue un faraón de la dinastía XXVI que gobernó en el antiguo Egipto de 610 a 595 a. C.

 

[3] Peter Peregrinus de Maricourt; en francés Pierre Pèlerin de Maricourt; Latina Petrus Peregrinus de Maharncuria) (fl. 1269), natural de Picardie, Francia,  fue un estudioso francés del siglo XIII que realizó experimentos sobre magnetismo y escribió el primer tratado existente para las propiedades de imanes. Su trabajo se destaca por la primera discusión detallada de una brújula.

 

[4] En 1432, Gonçalvo Velho incorporó las islas Azores a los dominios portugueses. Hasta ese momento, las exploraciones portuguesas en África solo habían conseguido llegar hasta el Cabo Bojador, en la costa de Sahara Occidental. Le llamaban el ?cabo del miedo?, debido a una serie de leyendas que contaban que el que se atreviese a cruzarlo moriría.

[5]En 1433, Gil Eanes llegó hasta las canarias. En un segundo intento, Gil Eanes consiguió avanzar más allá del cabo Bojador en 1434. Su regreso a Portugal aclaró que el mundo no se acababa en ese punto. En mayo de 1434, Gil Eanes preparó un barco de 30 toneladas con un solo mástil y una única vela redonda y también impulsada por remos y parcialmente cubierta. Con ella, al llegar a las proximidades del cabo del miedo, decidió poner rumbo hacia el oeste alejándose de la costa de África. Después de un día completo de navegación lejos de la costa, se encontró con una plácida bahía de vientos suaves, y luego se volvió hacia el sureste y pronto se dio cuenta que había dejado atrás el peligroso cabo Bojador.

 

[6]   La principal preocupación en los viajes de cabotaje residía en los cambios de los vientos que se producen en la zona próxima al cabo Bojador, donde comienzan a soplar fuertemente del noreste en todas las estaciones. Al final se descubrió que había vientos más favorables alejándose de la costa.

 

[7] Con las corrientes sucede algo parecido: desde Cabo Verde, siguiendo los alisios, caminan hacia el oeste; bordean la costa de América del Sur; llegan a las Antillas y penetran en el golfo de México; desde ahí salen por Florida y las Bahamas, tomando dirección Este (corriente del Golfo), para llegar a las Azores y Portugal. http://www.multired.com/ambiente/dimarmar

[8] Extraído de Biografias y Vidas. http://www.biografiasyvidas.com.

 

[9] El navegante Alvise Cadamosto (Venecia 1432-1488). mgar.net/enrique2.htm

 

[10] new.taringa.net

 

[11]. Enseñanzas Náuticas.  nauticajonkepa.wordpress.com/...

 

[12] En 1444, Nunho Tristâo llegó hasta la desembocadura del río Senegal, mientras que Dionís Díaz (Dinis Dias) divisó el cabo Verde y descubrió la Terra dos Guineus (Senegal-Guinea).

En 1446, Alvaro Fernández superó el Cabo Verde y llegó hasta Sierra Leona. En 1455, el veneciano al servicio de Portugal Alvise Ca'da Mosto (Cadamosto), exploró hasta la desembocadura del río Gambia. Al año siguiente, juntó con el genovés Antonio de Noli, descubrió las islas del cabo Verde y recorrió el litoral africano hasta Casamance.

 

[13] Los fenicios utilizaron la estrella Polar o Fenicia en sus viajes.

 

[14] http://www.taringa.net

 

[15] Enseñanzas Náuticas.  nauticajonkepa.wordpress.com/...

 

[16] El barco mercante fenicio por excelencia era el Gaulos ( bañera), nombre dado por los griegos y era una nave de forma redonda y robusta con una eslora de entre 25- 30 m ,7 m de manga y 1,5 mts de calado aproximadamente ,desplazando fácilmente una capacidad de carga superior a las 100 toneladas http://www.celtiberia.net/articulo.

 

[17] Circunnavegación fenicia de África con Necao II (616 a.C.) www.bloganavazquez.com/.../

 

[18] (Guinea Ecuatorial y Camerún)

 

[19] Si debían internarse en el mar de noche, procuraban orientarse por las estrellas aprovechando los conocimientos astronómicos obtenidos de los caldeos, tomando como referencia la Estrella Polar, denominada en la antigüedad Estrella Fenicia.

 

[20] De tal forma que el lexema nave-de-Tarsis pudo constituirse en un mero término técnico, significando algo así como «buque de navegación de altura». La expresión habría sido tomada por los israelitas de los mismos fenicios, teniendo su origen en el hecho de que los viajes a la lejana Tarsis significaron en su momento (mediados del siglo X) la máxima hazaña de navegación conseguida por los fenicios, para la cual se necesitaba un tipo de navío especial que sintetizaba todos los avances técnicos logrados por los fenicios en el arte de la navegación. Los Orígenes Bíblicos de Sefarad. Luis A. García Moreno.

 

[21] Luis Gil Sobre el Periplo de Hannón de Campomanes. E-mail: lgilfern@filol.ucm.es.237 Cuadernos de Filología Clásica: Estudios griegos e indoeuropeos Vol. 13, 2003, 213-237.LÁMINA III. LÁMINA III. Derrotero de Hannón..

 

[22] El texto está copiado de la siguiente dirección: http://blogia.com/terraeantiqvae/index.php?idarticulo=200411303

 

[23] Camerún, continua por la costa hasta llegar al hoy llamado Gabón.